Preguntas frecuentes

Abrimos de martes a domingo, de 10 a 18. Solo cerramos lunes y feriados no-laborables.

Las calles Cooper, Costa Rica y Alberdi permiten estacionarse cumpliendo con las normas de regular convivencia (no estacionar en la entrada de garajes, no estacionar contramano, etc.)

En Galartija solo se cobra entrada al parque a los niños. La misma tiene un costo de 180 pesos, sin límite de tiempo de permanencia. Los menores de 3 años deben entrar acompañados de un adulto referente (que no abona entrada). En el parque suele haber uno o dos adultos a cargo de la seguridad de los niños (no son recreadores) Las actividades programadas en el salón de arriba (talleres y/o espectáculos) depende de la actividad, el costo.

De 10 a 15 Galartija suele ser muy amigable, el horario de 16 a 18 es mucho más concurrido y no recomendable para menores de 3 años.

Hay circuito de cuerdas, piscina de pelotas, tobogán, pared de escalada y área de bebés.

No es posible ingresar con calzado, alimentos o bebidas (incluido el mate). No puedo jugar de un modo que comprometa mi seguridad o la de los otros. Debo respetar las indicaciones de alturas de ciertos juegos. No puedo escalar sin implementos de seguridad, ni supervisión de instructores.

No, las indicaciones de edad de los circuitos no son un capricho del diseñador, sino una regla para garantizar la seguridad de los niños. Los menores de 6 años no tienen las destrezas motoras, ni la altura necesaria para ciertos desafíos. Exponerlos a un riesgo no adecuado puede dar lugar a daños que comprometan su seguridad.

Los niños necesitan aprender que las reglas se crean para promover la convivencia y no para romperlas, ese proceso implica cierto grado de frustración, pero el juego colectivo promueve sobretodo reglas de convivencia.

No, Galartija es un lugar para disfrutar en familia, los adultos referentes deben permanecer con los niños.

No, el parque fue pensado para niños de 0 a 12 años, los adultos deben acompañar a los menores de 3 años por razones de apego, pero los mayores de 3 necesitan jugar con sus pares para desarrollar destrezas sociales, esa es la esencia del juego.

No, para eso existe el área de cafetería.

No, en el área del parque no deben ingresar alimentos o bebida de ningún tipo (tampoco memas), de modo de mantener el espacio aseado para el disfrute de todos.

Para venir a Galartija no es necesario reservar, no tomamos reservas y atendemos a nuestros clientes por orden de llegada. Sí es necesario reservar para asistir a talleres y/o espectáculos, en ese caso deben escribir a hola@galartija.com.uy (recordamos que la capacidad es limitada)

No, nuestra alianza con Contento Café se basa en que sean ellos los proveedores de alimentos y bebidas que se ofrecen en Galartija. Solo se permiten alimentos para bebés menores a un año.

Es posible desayunar, almorzar ligero o merendar. Contento Café solo expende bebidas naturales (no refrescos, ni bebidas con conservantes y preservativos), además hay opciones gluten free para celíacos.

Aceptamos efectivo, débito o crédito. Por favor tengan presente que para el pago de Cafetería no se aceptan tarjetas de crédito.

Se toman órdenes de pedido hasta las 17:30, de modo de asegurarnos que nuestros clientes puedan tener el tiempo necesario para disfrutarlos.

No, en Galartija funciona una librería que vende libros y un cajón de libros para leer cuyo fin es promover la lectura en familia.

No, el espacio de librería no es apto para comer, beber o albergar niños menores de 5 años sin supervisión adulta. Los niños son invitados a ver los libros acompañados de sus adultos referentes

No. Los libros del cajón de lectura están disponibles para revisar en el café. Los libros para la venta no pueden llevarse a las mesas, pues corren el riesgo de ensuciarse con comida o bebida.

No, en Galartija hay un espacio de juegos (parque) cuyos materiales no deben ser llevados a la cafetería. En el café hay juegos de mesa para promover la diversión en familia. El resto de juegos y libros están a la venta, el mal uso de los mismos implicará la compra del material que se dañe por parte del responsable.