img

Libros de cuentos para niños y niñas con dislexia


 Basilisa es una editorial independiente que diseña libros de cuentos accesibles para niñas y niños que tienen dislexia, dificultades lectoras o estén aprendiendo a leer.  Sus innovadoras adaptaciones, en la forma y el contenido, facilitan la lectura para que los niños disfruten y, a la vez, mejoren sus habilidades de fluidez y comprensión de textos.

La editorial nació para dar respuesta a una necesidad real de muchos niños y niñas que tienen dificultades lectoras. Su principal objetivo, es que puedan disfrutar de la literatura de forma fácil y autónoma, con libros que poseen historias acordes a los intereses de su edad cronológica. En el diseño participan profesionales y expertos en lectura de Uruguay y España.

“A los niños y niñas con dislexia les encanta las historias fantásticas, sin embargo su edad lectora está por debajo de sus edad cronológica, por lo que no pueden acceder de forma autónoma a los libros que estén acordes a sus intereses”

Su primer título, Milo y Manú, es un conmovedor relato escrito en dos partes, definidas por el aumento de su complejidad.  Cuenta la historia de Milo, un pequeño cocodrilo que debe abandonar la seguridad de su río para ir en busca de la luna, y la historia de Manú, un niño de la Patagonia que acompaña a su madre a la selva de Papúa y vive experiencias que lo harán crecer.  Miedo e incertidumbre, son algunas de las emociones que van a sentir los queribles personajes, antes de descubrir la alegría en un final sorprendente. 

Se trata de un libro- ilustrado con imágenes de un alto valor descriptivo. Su estilo acompaña el texto con imágenes conmovedoras, pensadas para despertar la curiosidad del niño y las ganas de leer.  La historia intenta provocar la generación de preguntas en el lector y aportar conocimientos enriquecedores, por eso se desarrolla en la selva de Papúa Nueva Guinea y en la Patagonia, dos lugares que tienen gran diversidad biológica y cultural.

La principal adaptación del cuento está dada por el uso de textos de baja complejidad lingüística. Para esto se realizó una minuciosa selección de palabras, conformadas en su mayoría por una estructura silábica “amigable” con la forma de leer de los niños con dislexia. La tipografía es de tamaño visible e interlineados y márgenes amplios, colocados sobre fondo blanco. El uso de relieves y texturas, da lugar al aporte sustancial de la estimulación multisensorial en el desarrollo cognitivo del lector.

La versión para profesionales contiene, además, una Guía de Mediación que permite utilizar el cuento como instrumento terapéutico. Con esta guía se pretende trabajar en la zona de desarrollo próximo, permitiéndole acceder a la lectura y desarrollar habilidades lingüísticas.

La editorial ya está trabajando en su próximo título y muy pronto será publicado. Se espera diseñar una colección de seis títulos y en 2019 realizar  una investigación científica, para probar en qué medida mejoran la fluidez y comprensión lectora de los niños y niñas con dislexia.